iggy pop pierna

La lucha de Iggy Pop contra una enfermedad detrás de su icónica pierna

El cantante Iggy Pop festejará su cumpleaños número 74 este miércoles 21 de abril con un show virtual en el icónico Sydney Opera House, un regalo para sus fieles admiradores.

Qué padeció Iggy

James Newell Osterberg Jr., conocido también como Iggy Pop, es un verdadero superviviente. La polio, una enfermedad grave y paralizante, pudo haberle arrebatado la oportunidad de moverse con libertad, pero él se negó a dejarse vencer.

Su lucha contra la polio le dejó una discapacidad física, que se manifiesta en su peculiar forma de moverse sobre el escenario. Pero lejos de limitarlo, esta cojera se ha convertido en parte de su identidad artística.

Los movimientos reptilianos de Iggy Pop en sus conciertos son una mezcla única de elegancia y fuerza, una forma de expresión que cautiva a sus fans y representa su espíritu rebelde e inquebrantable.

A pesar de las dificultades que ha tenido que enfrentar, Iggy Pop ha demostrado una y otra vez que nada puede detenerlo. Su resiliencia y determinación lo han llevado a convertirse en un ícono del rock, inspirando a millones de personas en todo el mundo.

El dañino hábito que ponía en riesgo su bienestar

En una reciente entrevista con Billboard, Iggy Pop reveló que se encuentra en una etapa de su carrera en la que ya no se permite realizar ciertas payasadas en el escenario. Esto se debe a que, después de sufrir varias caídas y percances, su cuerpo no se recupera tan rápidamente como antes y comienza a sentir un desgaste excesivo.

El icónico cantante comentó: "he alcanzado mi límite. Ya no puedo permitirme hacer ese tipo de cosas. Me lastimaría gravemente, así que prefiero limitarme a quedarme en el escenario". Además, agregó que hoy en día la audiencia es más activa y participativa, por lo que él disfruta ver a la gente saltar, bailar y hacer acrobacias en lugar de hacerlo él mismo.

No es la primera vez que Iggy Pop habla sobre dejar de hacer el "crowd surfing", un acto en el que se lanza al público durante sus conciertos. En 2010, sufrió heridas y moretones importantes luego de un intento fallido y desde entonces ha intentado moderar esta costumbre. Sin embargo, parece que su salud ya no le permite continuar con esta práctica a medida que se acerca a los 75 años.

A pesar de todo, Iggy sigue siendo un artista enérgico y cautivante en sus presentaciones. Sin embargo, sabe que debe cuidarse más y priorizar su bienestar físico para seguir dando lo mejor de sí en el escenario.

La Adicción de Iggy Pop A Qué Excesos se Entregaba

Después de luchar con su adicción a la heroína, Iggy Pop tomó la decisión de ingresar a un hospital psiquiátrico para recibir tratamiento y rehabilitación.

Afortunadamente, durante este difícil proceso, Iggy contó con el apoyo incondicional de su amigo David Bowie, quien se mantuvo a su lado en todo momento.

Bowie no solo brindó su apoyo emocional, sino que también le ayudó a conseguir un nuevo contrato discográfico con RCA.

Gracias al empuje de Bowie, Iggy pudo grabar su primer álbum en solitario, titulado "The Idiot", en 1976.

Las Hazañas del Escenario de Iggy Pop

Iggy Pop, conocido por sacar la basura en el escenario, vomitar sobre la audiencia y romper cristales en su pecho, siempre ha sido fiel a su intuición, lujuria, hedonismo, impulso y capricho artístico. Tanto es así que su vida se ha convertido en una forma de arte en sí misma.

Su presencia escénica es impactante y corrosiva, desafiando todo tipo de tabúes y normas establecidas. Iggy no teme expresar su ser más oscuro y visceral, convirtiendo cada actuación en un auténtico espectáculo caótico y liberador.

Algunos lo tachan de excéntrico y excesivo, pero para Iggy eso es precisamente lo que lo hace único y auténtico. La autodestrucción y la provocación son su forma de rebelarse contra una sociedad que trata de encasillarlo y limitarlo.

Su legado es innegable, marcando un antes y un después en la historia del rock y el punk. A pesar de sus excesos, Iggy Pop ha trascendido como uno de los artistas más influyentes y revolucionarios de todos los tiempos. No solo es su música lo que lo hace grande, sino su actitud indómita y su inquebrantable devoción por la autenticidad y la libertad creativa.

Es evidente que Iggy vive al límite, entregando todo su ser en cada actuación y dejando a su paso un rastro de caos y desenfreno. Pero eso es precisamente lo que lo hace legendario y eterno, su capacidad de encarnar el espíritu rebelde y salvaje del rock'n'roll. Sin duda, Iggy Pop es una obra de arte viviente.

Vida personaleditar

Iggy Pop reside en las cercanías de la Costa Atlántica, específicamente al sur de Miami, en Florida.

Ha contraído matrimonio en tres ocasiones. Su primera unión fue con Wendy Weissberg, aunque su matrimonio fue anulado poco después en 1968.

Luego, en 1984, se casó con Suchi Asano, con quien estuvo casado hasta 1999.

Recientemente, en tiempos más actuales ha contraído matrimonio con Nina Alu. Juntos, han formado un hogar amoroso.

Tiene un hijo, nacido en 1970, llamado Eric Benson.

A lo largo de la década de los 90, Iggy Pop cultivó fuertes lazos de amistad con famosos como Johnny Depp, Jim Jarmusch y el artista del tatuaje Jonathan Shaw.

Según Shaw, los cuatro llevaban anillos que representaban una calavera, siendo el único que no llevaba tatuajes de diseño similar, Iggy Pop.

Primeros añoseditar

James Newell Osterberg Jr. nació en Muskegon, Michigan, siendo hijo de Louella Christensen (1917-1996) y James Newell Osterberg (1921-2007). Este último era un reconocido profesor de lengua inglesa y entrenador de béisbol en la Fordson High School de Dearborn, Míchigan. Criado en una zona de remolques en Ypsilanti, Michigan, Osterberg se enorgullece de su herencia, teniendo ascendencia de origen germano, inglés, irlandés, noruego y danés.

Desde temprana edad, Osterberg demostró gran pasión por la música y su instrumento favorito, la batería. En una entrevista posterior, el artista mencionó que durante su adolescencia fue un estudiante autodidacta de música, fascinado por sus diversas formas de expresión. Sus padres, aunque no contaban con muchos recursos económicos, lo apoyaron incondicionalmente, regalándole su primera batería y cediéndole su habitación del remolque en el que vivían, ya que el instrumento era tan grande que no cabía en ningún otro lugar.

Los motivos detrás de la fama de Iggy Pop

Iggy Pop: El versátil artista estadounidense

Iggy Pop es un reconocido cantante, compositor, músico, productor de discos y actor de origen estadounidense. Conocido por su talento y versatilidad, está considerado como el 'Padrino del Punk' y es admirado por su destacada participación como vocalista y letrista de la banda 'The Stooges'.

Cuál es la enfermedad que aqueja a Iggy Pop

Iggy es una persona que tiene una condición médica llamada escoliosis, que hace que su columna vertebral tenga una curvatura anormal. Además, uno de sus pies es significativamente más corto que el otro, en concreto, una pulgada y media. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones físicas, Iggy sigue siendo una figura dominante en su entorno, superando en presencia y autoridad al individuo que le sigue en rango.

A pesar de sus problemas de salud y su estatura relativamente baja, ya que solo mide 5 pies y 6 pulgadas, Iggy demuestra una gran fuerza y liderazgo que le hacen destacar por encima de los demás. Su presencia es imponente y su voz suena con autoridad, lo que hace que sea considerado como una figura dominante por todos aquellos que le rodean.

La Desgarradora Realidad de la Destrucción de Iggy Pop

Parece que la increíble fuerza y el abdomen musculoso de Iggy Pop provienen de su herencia escandinava y a un estilo de vida riguroso. No obstante, sobre todo se debe al seguimiento de un régimen estricto, al pasar tiempo en una modesta cabaña en el corazón de Miami y al practicar Tai Chi y Chi Kung al aire libre. Además, el cantante solo se permite una copa de vino tinto después de cada show.

Otras actividadeseditar

Iggy Pop ha tenido una carrera versátil en la industria del cine. A lo largo de los años, ha participado en una variedad de proyectos como actor y compositor de música. Entre sus trabajos más destacados se encuentran su papel en films como Cry-Baby, Sid and Nancy, El color del dinero, The Crow: City of Angels, Hardware: Programado para matar, Rugrats: la película, Snow Day, Coffee and Cigarettes, Dead Man y Persépolis. Incluso, tuvo una oportunidad en el cine español con Atolladero, dirigida por Oscar Aibar.

Además, en el documental Danny Says (2016) Iggy comparte pantalla con personalidades como Danny Fields, Alice Cooper, Judy Collins, Wayne Kramer y Jac Holzman. También ha incursionado en la televisión, apareciendo en series como Miami Vice, Cuentos de la cripta, Las Aventuras de Pete y Pete y Star Trek: Deep Space Nine.

Otra faceta en la que Iggy ha dejado su huella es en la música cinematográfica. Sus canciones han formado parte de 18 bandas sonoras, entre ellas Crocodile Dundee II, Trainspotting, Lock, Stock and Two Smoking Barrels, Haggard, Arizona Dream, Repo Man, Black Rain, Freddy's Dead: The Final Nightmare y Shocker. Incluso, fue incluido en el documental sobre Kurt Cobain, About a Son.

Carrera musicaleditar

Iggy Pop inició su carrera musical como baterista en varias bandas de instituto, incluyendo The Iguanas, donde fue bautizado con su nombre artístico "Iggy". Después, se unió a The Prime Movers con los hermanos Dan y Michael Erlewine y juntos exploraron su amor por el blues. Fascinado por este género, Iggy abandonó sus estudios universitarios en Míchigan y se mudó a Chicago en busca de una mayor inmersión en la música y sus raíces.[15] En dicha ciudad, se presentó en diversos clubes con la ayuda de Sam Lay, miembro de la popular banda de blues de Paul Butterfield.[16] Inspirado por el sonido del blues de Chicago y por bandas como The Sonics y MC5, Iggy comenzó a forjar su propio camino en la música.

La personalidad escénica de Iggy Pop tomó forma después de presenciar un concierto de The Doors en 1967 en la Universidad de Míchigan, donde quedó cautivado por la encantadora y a la vez antipática presencia de Jim Morrison.[10] Esta actitud extrema en el escenario de Morrison inspiró a Iggy a darlo todo en sus propias presentaciones. También se vio influenciado por artistas como Mick Jagger y James Brown, quienes también destacaban por su potente puesta en escena. Una de las innovaciones más notables de Iggy en sus shows fue el stage diving o lanzarse al público, que realizó por primera vez en un concierto en Detroit.[10] Este acto se convirtió en una marca registrada de su estilo y le permitió conectar de forma única con su audiencia.

Además de las influencias previamente mencionadas, Iggy Pop también recuerda cómo un concierto de la banda femenina The Untouchables lo inspiró en su carrera musical. En una entrevista con la revista Bust en 1995, el músico declaró:

Artículos relacionados