amon amarth barcelona

Concierto de Amon Amarth en Barcelona y Detalles de Gira con Machine Head

Aunque parecía que una gira con Amon Amarth y Machine Head, junto a los recién llegados The Halo Effect (provenientes de los miembros originales de In Flames), tenía el potencial de llenar pabellones de menor tamaño debido a su historial (los suecos ya habían tenido éxito con un tour similar junto a Arch Enemy, y Machine Head por sí solos habían llenado la sala Razzmatazz de Barcelona), la suerte no estuvo del lado de la primera parada en España de este viaje programado. El concierto en Barcelona era el primero en el itinerario, y se llevó a cabo en el Sant Jordi Club, un recinto con capacidad para 5.000 personas, pero lamentablemente no tuvo el éxito esperado.

Aunque parecía terminado Amon Amarth todavía tenía una larga historia por escribir

Sí, todavía hay más por venir. Aunque Machine Head ya había causado estragos, Amon Amarth demostró que su talento musical puede superar cualquier obstáculo, incluso la falta de pirotecnia en sus últimos conciertos. A pesar de ello, el público barcelonés salió más que satisfecho tras disfrutar del espectáculo ofrecido por los suecos.

La épica presentación de Iron Maiden, el último gran concierto en julio, con "Run To The Hills", volvió a energizar a la multitud después de una breve pausa para acondicionar el escenario para Amon Amarth. Con un impresionante cañonazo musical como "Guardians Of Asgaard", el espectáculo comenzó con toda su fuerza. Aunque es cierto que la falta de fuego constante, en comparación con lo visto en Austria hace unas semanas, puede haber restado algo de impacto a este tema emblemático.

Nada mal para "Raven's Flight", un tema no tan antiguo que también fue bien recibido por el público. Sin embargo, fue la mítica "Deceiver Of The Gods" la que hizo que todo el Razzmatazz saltara y coreara al unísono. Además, esta canción presentó el primer invitado especial de la noche: el característico "Eddie" de Iron Maiden. Pero eso no fue todo lo que los suecos tenían preparado para sorprender a su audiencia. Más tarde podríamos ver a dos vikingos luchando sobre el escenario, con espadas y escudos, en una actuación teatralmente pobre pero con mucha fuerza en sus golpes, incluso desde la otra punta del...

Artículos relacionados